En el 2015, 4 Gats fue proclamado patrimonio simbólico de Barcelona

El restaurante 4 Gats cumple 119 años. El local, situado cerca del Portal del Àngel, en la Casa Martí donde tuvo su apertura en el año 1897, se puede visitar con Expedia España para hoteles en Barcelona.

La apertura de 4 Gats fue el 12 de Junio de 1897 y desde ese día es conocido por su historia y cultura que le une a la Ciudad Condal. La idea del creador, Pere Romeu, en un principio, era recrear el cabaret parisino “Le Chat Noir”, local donde estuvo trabajando, y decidió abandonar para empezar su andadura en Barcelona.

El nombre del restaurante surgió de un gran amigo de Romeu, el pintor Ramon Cases, que le aconsejo que no abriese un restaurante en Barcelona, ya que había muchos y apostilló “No vendrán ni 4 gatos” y así fue como surgió el nombre.

4 Gats pasó a ser un local con un espacio de reunión, espectáculos y exposiciones artísticas e intelectuales. Dentro del mundo de la pintura pudo reunir a famosos pintores de la época, Pablo Picasso y Ramon Cases fueron algunos de ellos, dejando obras que se pueden ver en la Sala Grande del restaurante. La primera vez que expuso Picasso lo hizo en 4 Gats dejando huella dentro de la cultura de Barcelona.

El estilo de vida de Pere Romeu hizo que la taberna fuera un espacio cultural e intelectual, dejando de lado el negocio que iba en caída. Gracias a su generosidad y al ser una persona culta, Romeu tuvo que cerrar las puertas del local ya que su conocimiento por el negocio estaba perdido y hasta finales de los 70 no se volvió abrir.

En el 2015, 4 Gats fue proclamado patrimonio simbólico de Barcelona. El local sigue manteniendo su historia gracias al trabajo realizado, durante estos 119 años el restaurante forma parte de la historia y cultura de Barcelona donde aún frecuentan personajes del arte catalán y español.

El local lleva por segundo año consecutivo organizando el concurso Ploma 4 Gats centrado en la literatura. El concurso se basa en premiar a los mejores relatos cortos escritos por personas entre 18 y 30 años. El número de participantes de este año ha sido de 77 superando la cifra del año anterior. Gracias a este evento la taberna sigue manteniendo sus inicios culturales e históricos.